Hoy; cosas que a veces... pasan.


Corazones, tripas y puñetazos

piropos, puteadas, desplantes

caricias sin guantes,

ni manos ni pies.


Cuando te dije “al revés”

entendiste “como antes”

de un antes, que antes

entendiste “al revés”


Esa luz que dejaste

en el vano de la escalera

ojala que no muera

vestida de payaso,


Y si llegado el caso,

la trama nos cruza de nuevo,

nada de nosotros propuse,

así que nada de mí, te debo.

Este recibo de acuse

no replica, ni justifica un ruego.

me niego a no ser el campeón

de este juego de manos ...placebo.

No hay comentarios.:

Se produjo un error en este gadget.