Chau!




... ya veré adonde acomodo toda esta tristeza.

No hay comentarios.: